1963 OVNIS Y HUMANOIDES EN ARGENTINA

Publicado en por ORION



1963 Trancas, Argentina
Ovnis y humanoides en las vías del tren


Enigmas Express.- El pasado 21 de octubre de 1963, seis discos volantes aterrizaron en las vías del tren de la ciudad de Trancas, en la provincia de Tucumán, Argentina.

Antonio Moreno de 72 años y su esposa Teresa Kairus de Moreno de 63, junto a tres de sus hijas y varios nietos observaron hacia las 21.30 horas como sobre los cercanos raíles había una gran luminosidad. En un principio pensaron que se trataba de un accidente ferroviario, pero de repente dos luminosos haces de luz iluminaron su vivienda. Según Kairus “eran dos haces de luz que parecían sólidos, porque tenía contornos definidos y no se bifurcaban. Eran como unos tubos luminosos”. De pronto, a tan solo 70 metros, observaron como un disco volante se elevaba hacia el cielo.

Nally de Moreno, una de las hijas, ha declarado que “lo primero que hicimos fue esconder a nuestros niños. El ambiente se hizo pesado y caluroso, y había un penetrante olor, algo así como azufre y todos sentimos un intenso calor y hormigueo en nuestro cuerpo. El objeto despedía luces de un blanco brillante y otro de un rojo violáceo intenso. Otros cinco naves se mantenían a distancia”.

Lo más curioso, según afirmó la familia “es algo de que nos dimos cuenta después cuando recuperamos el ánimo necesario para comentar a medias el episodio, y es que los tres perros que tenemos no ladraron y se quedaron inmóviles, lo mismo que varias decenas de gallinas. Cuando se retiraron los platillos volantes, los perros no ladraron pero sí aullaron por espacio de varios minutos”.


El objeto media unos 8 metros
La familia Moreno describió el objeto que más se acercó a la casa como una nave de unos 8 metros de diámetro, con seis ventanillas y parecía estar suspendido por algo así como un chorro de gas.
Tras cuarenta minutos de pánico, los extraños ingenios se alejaron hacia unos cerros cercanos dejando a su paso una especie de humo sobre las plantas que duró varios minutos.

También aseguraron que los platillos comenzaron a alzarse hacia el cielo uno a uno despidiendo una fuerte luminosidad que les permitió observar a varias siluetas que se movía alrededor de los discos que aún permanecían posados en la vía férrea. Más tarde todas las naves se elevaron y desaparecieron en el cielo.
A las pocas horas un inspector de policía se presentó en la casa de los Moreno y aseguró que en las habitaciones aún se podía sentir un fuerte olor sulfuroso y que se notaba un calor extraño. Por otra parte varios vecinos afirmaron haber observado la misma escena.

Etiquetado en ovnis

Comentar este post