ANIMALES IMPOSIBLES II EL CHUPACABRAS

Publicado en por ORION

   El chupacabras

Animal terrorífico que puso en jaque a la población de Puerto Rico allá por el año 1975, pues se decía que arrasaba con las manadas de cabras y les sacaba la sangre hasta no dejarles ni una gota. Afirmaban que sus animales (perros de guarda incluidos) habían sido vaciados desde fuera a través de unos pequeños orificios en el cuello, como si el responsable del ataque fuera una especie de vampiro salvaje que absorbiera hasta los órganos internos de sus víctimas sólo mediante la potente aspiradora que sería su boca. En 1990 se intensificaron los sucesos relacionados con este monstruo y los granjeros portaricenses divulgaron la muerte violenta de muchos de sus animales mediante el mismo modus operandi. Por eso le denominaron chupacabras. Qué original.
 

Vengo a por mi ración de cabra con tomate
Vengo a por mi ración de cabra con tomate

Los testigos visuales le describen como una criatura bípeda, al igual que los humanos, ya que se sostiene sobre las extremidades inferiores. Se desplaza andando, según algunos, volando según otros, o incluso podría hacerlo saltando al modo de los canguros. Pelo largo y grueso de color gris oscuro, podía levantarse y caminar con dos patas, alcanzando poco más de un metro de alto. Varios informes decían que sus ojos tenían cualidades camaleónicas, podía hacerlos cambiar de color dependiendo de la situación en la que se encontrasen, de púrpura a marrón o a negros, incluso amarillos o brillo intenso anaranjado o rojos. Sus antebrazos eran cortos, colmillos agudos y unas enormes garras. Vamos, todo un poema, el bicho.

Por supuesto, no faltan aquellos que se apresuraron a catalogarlo como un ser extraterrestre salido de los infiernos lejanos o también otros que afirmaron a pies juntillas que se trataba de un animal prehistórico, llegado hasta nuestros días gracias a su habilidad para mimetizarse con el entorno y también a que era capaz de hipnotizar a sus observadores.

¿De qué película habrán sacado a este?
¿De qué película habrán sacado a este?

El gobierno de Puerto Rico inició una investigación para aclarar los hechos y no vio ningún suceso extraño en las descripciones de las heridas de los animales muertos. Achacaron estos ataques a grupos de perros callejeros o panteras, introducidas ilegalmente en el país. Se dijo luego haber encontrado un cadáver de chupacabras, pero al analizarlo se descubrió que era un perro. El ridículo espantoso sufrido por los fervientes creyentes del mito “chupacabrón” les dejó tocados durante algún tiempo. No obstante, aún persisten los fabricantes de misterios profesionales y siguen dando la tabarra con este engaño

Etiquetado en Criptologia y Zoologia

Comentar este post