ALARGAR LA VIDA

Publicado en por ORION



De poder elaborarse algo similar para los humanos retrasaría los efectos del envejecimiento y ampliaría la esperanza de vida has los 100 años e incluso mas.
Alargar la Vida

Un grupo de científicos de la Universidad de Washington, en Seattle, Estados Unidos, cree haber encontrado la clave para vivir más.

Los investigadores prolongaron la vida de ratones de laboratorio hasta en cinco meses, es decir, en un 20%, modificándolos genéticamente para que produjeran más antioxidantes, los ratones viven más tiempo y muestran menos enfermedades asociadas a la edad. El deterioro del corazón, el desarrollo del cáncer, las cataratas, así como otros fenómenos degenerativos del organismo, se redujeron y la esperanza de vida aumentó en los ratones

De confirmarse, sería la primera vez que se demuestra la importancia de los "radicales libres" en el proceso de envejecimiento.

Y, de ser aplicable en humanos, el descubrimiento podría extender la expectativa de vida promedio de los 75 años a más de 100, mejorando además las condiciones de vida.

Contra los radicales libres
Los ratones utilizados en el experimento produjeron grandes cantidades de catalasa, una enzima que ayuda a descomponer el peróxido de hidrógeno.

El peróxido de hidrógeno se produce durante el metabolismo, y es una fuente de radicales libres, que son moléculas altamente reactivas.

Los radicales libres provocan efectos negativos para la salud porque pueden alterar el ADN, las proteínas y las grasas, generando un proceso de oxidación o, en otras palabras, de envejecimiento.

"El estudio apoya la teoría de que los radicales libres influyen en el envejecimiento", dijo Peter Rabinovitch, quien encabezó el estudio.

Otro hallazgo importante del experimento está relacionado con el lugar en el que los ratones generaban las enzimas.

Los ratones que producían la enzima catalasa en la mitocondria de la célula vivieron por más tiempo y demostraron tener el tejido muscular del corazón más saludable.

Esto podría significar que los radicales libres se producen en la mitocondria, que es la que suministra la energía necesaria para la actividad celular.

Los resultados podrían servir como base para la generación de medicamentos o tratamientos para proteger al cuerpo de la acción destructiva de los radicales libres y curar algunas condiciones de envejecimiento prematuro.


Los ratones tratados ampliaron su esperanza de vida un 20% y además sufrían menos enfermedades

Etiquetado en Ciencia

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post