DISCRIMINANDO DESINFORMACION ALIENIGENA PARTE 7

Publicado en por ORION

En los apartados precedentes me enfoqué en los extraterrestres negativos para enfatizar la prevalencia, sofisticación y sutileza de sus métodos de control.

 

Pueden adelantar agendas hostiles sin necesidad de recurrir a la violencia o de aterrorizar con su apariencia. En lugar de eso, pueden maximizar su atractivo para construir percepciones y creencias falsas en sus objetivos de manera que, incapaces de tomar decisiones plenamente informadas, sus objetivos, ingenua y voluntariamente, elijan entregar su soberanía. Podemos distinguir a los alienígenas positivos de los impostores conociendo más acerca de lo que cada uno realmente parece.

 

¿Qué rasgos únicos deberían mostrar los alienígenas en palabra, acción y consecuencia, para calificarlos como benevolentes?

 

Buscamos características clave de los alienígenas positivos, que no puedan ser imitadas por los impostores negativos, o por lo menos, no sin estafar su propia agenda. Nuestros valores no deberían ser ni tan bajos que los impostores los pasasen falsamente, ni tan irrealmente altos que los grupos benevolentes con inocentes puntos flacos no los pasasen en absoluto.

En este apartado final compartiré mis conclusiones provisionales sobre la naturaleza y motivación de los alienígenas positivos.

 

 


¿Qué significa “positivo”?

Contrariamente a los estereotipos engendrados por el movimiento de la Nueva Era, el sendero espiritual positivo no trata sobre ser manso, simple y bendito hasta el punto de llegar a ser pasivo e ignorante de los problemas de la vida. Las personas que adoptan esta actitud acaban desconectadas de la realidad, y en realidad se enfrentan a un duro despertar.

 

La espiritualidad real tiene que ser práctica aunque trascendente; verdadera, tanto en la realidad física como en la metafísica; enraizada en la experiencia y a la vez, vivificada por la inspiración divina. Debe conocer las limitaciones del estado de existencia actual y a la vez, permitir el avance más allá de esta existencia, abriendo la puerta a influencias de un nivel de existencia incluso más elevado.

No puede ser de otra manera. Una civilización alienígena atascada en una negación feliz, en ilusiones y en una aceptación no crítica sucumbiría a su propia locura, o sería víctima de embusteros, de la misma manera que las personas amigables pero que confían ciegamente son víctimas de los charlatanes.

El verdadero sendero positivo es uno de fuerza, práctica, discernimiento, comprensión, equilibrio y gnosis. La gnosis es la inteligencia espiritual más elevada, manifestándose en su forma más baja como intuición objetiva.21

 

Permite la revelación más interior de ideas profundas, y el reconocimiento directo de verdades enterradas en fuentes de información externas. Substituye tanto al intelecto como a las emociones más bajas, y por tanto permanece invulnerable a la desinformación, a la manipulación emocional y a las falacias lógicas.

 

Esta habilidad de conectar intuitiva o clarividentemente con la comprensión más elevada es el principal catalizador de la evolución espiritual, porque guía a uno hacia la verdad y le avisa del engaño y el error.

El sendero positivo da como resultado la realización del potencial individual, haciendo que uno sea aún más efectivo tanto en el plano físico como en el metafísico. Optimiza la habilidad de uno en servir al bienestar espiritual y a la evolución de los demás y por tanto facilita el propósito divino de la Creación.

“Positivo” y “negativo” no son simples términos subjetivos, más bien son la consecuencia directa y lógica de algunos hechos fundamentales de nuestra existencia:

  1. Los humanos y los alienígenas son seres conscientes con libre albedrío.

  2. El libre albedrío conduce a la independencia y a la individualidad.

  3. Los individuos interactúan consigo mismos, con el mundo y entre ellos.

  4. La interacción entre individuos modifica su conciencia.

  5. El libre albedrío determina si la modificación es de crecimiento o de supresión.

Dado que el libre albedrío permite la elección entre ayudar o suprimir la conciencia y el libre albedrío de los demás, existen en consecuencia:

  1. seres que sirven al sistema entero, expandiendo su conciencia y su libertad de albedrío en equilibrio con la expansión de conciencia y libre albedrío de los demás.

  2. seres que se sirven sólo a sí mismos, al precio de suprimir el libre albedrío y la conciencia de los demás en detrimento de todo el sistema.

Esto es lo que, en esencia, define los senderos positivo y negativo.

 

El sendero positivo preserva el equilibrio, maximizando el libre albedrío del sistema. El otro crea desequilibrio, disminuyendo el libre albedrío de los demás a través de la fuerza, el engaño y la asimilación. El primero avanza el sí mismo, avanzando también a los demás. El segundo avanza el sí mismo, en detrimento de los otros.

La única razón de que siga existiendo el sendero negativo sin una desintegración entrópica inmediata es porque funciona como un parásitico esquema Ponzi, en el que una jerarquía de predadores dependen de la entrada de flujo perpetuo de reclutados y de recursos, para evitar morir de hambre e implosionar.

 

La Tierra se ha convertido en terreno de reclutamiento y alimento para, por lo menos, una de tales jerarquías.

  • ¿Cuán universal es el sendero positivo?

  • ¿Puede ser seguido por tipos diferentes de seres alienígenas, sin importar su fisiología?

  • ¿Qué pasa con sentimientos tales como el amor y la compasión?

  • ¿Puede un reptiliano, cuya fisiología carece de los neurotransmisores de emociones positivas mamíferas, seguir el sendero positivo?

Claro que sí.

Los seres conscientes son mucho más que sus cuerpos, son chispas inmortales de conciencia habitando cuerpos temporales. La verdad, la comprensión, el discernimiento, la sabiduría y la inteligencia espiritual más elevada son virtudes de conciencia que trascienden la biología.

 

De igual manera, el amor puro, que es el impulso que salvaguarda e impulsa la conciencia, también es universal. Quizás una fisiología mamífera exprese amor puro más a través de un sentido de compasión, empatía y cuidado personal, mientras que una fisiología reptiliana podría expresarlo más a través de un sentido del deber, honor y necesidad.

Ambos están acompañados por un sentido de comprensión, y ambos ayudan al avance de la conciencia en aquellos que son amados. La positividad es definida aquí estrictamente con bases metafísicas. Todos sus requisitos son propiedades que se originan con conciencia, o para ser más precisos, con espíritu, que es la chispa trascendente de conciencia que reside en el núcleo del ser.

 

En tanto un ser sea conciente, individualizado, tenga libre albedrío e interactúe con los demás, el sendero positivo está abierto para ser explorado.

 

 


Consideraciones

Al definir lo que constituye un alienígena positivo, hay algunas cosas a tener en cuenta. Primero, que no todos los grupos positivos son idénticos. Pueden tener diferentes misiones, apariencias, culturas de origen, niveles de desarrollo, relación funcional con la humanidad, y medios para conseguir sus objetivos.

Varían en desarrollo, desde lo que la humanidad podría lograr tras varios miles de años más lejos de avance espiritual y tecnológico, a seres que han trascendido completamente el espacio y el tiempo, que ya no utilizan vehículos, cuerpos, o incluso individualidades personalizadas en algunos casos. Dicho de otra manera, el espectro de alienígenas positivos se extiende desde lo extraterrestre hasta lo ultraterrestre.

Entre ambos extremos se hallan quiénes han trascendido el tiempo lineal, pero todavía pueden ocupar cuerpos, emplear tecnología y viajar en vehículos. Son los análogos positivos de las entidades hiperdimensionales negativas que hemos comentado en apartados anteriores de este libro.

Si bien no siempre lindando con el tiempo lineal y el espacio tridimensional, tampoco operan exclusivamente dentro de los reinos de existencia altamente inmateriales. Funcionalmente, no son estrictamente ultraterrestres ni extraterrestres, pero fluctúan entre estos estados cuando es necesario. Quizás se necesita el término “ambiterrestre” para distinguirlos.

 

El espectro de alienígenas positivos podría ser dividido en algo parecido a lo que sigue:
 

  • Ultraterrestres puros

    Estos seres exclusivamente inmateriales no están involucrados ni en abducciones ni en avistamientos de OVNIS, sino que son inteligencias arquetípicas impersonales funcionando más como oráculos, guías y emisarios divinos del más alto calibre. Términos como “ángeles” y “arcángeles” son una aproximación a estos seres. Están ampliamente ausentes de la literatura OVNI, pero son mencionados en ciertos textos canalizados, religiosos y espirituales. 22

     

  • Ambiterrestres Superiores

    Permanecen principalmente en un estado de conciencia pura, inmaterial e hiperdimensional, más allá del espacio tiempo, pero si lo necesitan materializan cuerpos y vehículos. Llevan a cargo funciones de conciliadores, maestros, administradores, supervisores y otras posiciones de liderazgo. Se enfocan más en temas metafísicos, dando directivas e instrucciones a los ambiterrestres que están por debajo de ellos, basándose en su comprensión más elevada y en sus perspectivas más ampliadas.

     

  • Ambiterrestres medios

    Están a horcajadas entre estados de existencia inmateriales y materiales. Temporalmente pueden materializar cuerpos físicos y naves físicas tridimensionales en nuestro mundo, que pueden ser tocadas, estudiadas, y fabricadas a la inversa por humanos, incluso aunque sus cuerpos y naves se desmaterialicen tras revertir a la forma hiperdimensional.

     

    Pueden proyectarse a sí mismos directamente en nuestra realidad con facilidad.

     

    Las reclamaciones de alienígenas positivos andando entre nosotros, pretendiendo ser humanos, pero que son observadores y servidores de una causa divina, pueden entrar en esta categoría. Su foco de atención está dividido por igual entre asuntos espirituales y técnicos.

     

  • Ambiterrestres inferiores

    Primordialmente permanecen en estado material, pero están ligeramente girados más allá de nuestras percepciones. Podrían ser viajeros en el tiempo del futuro, o residentes de un plano físico paralelo o línea temporal paralela. Son totalmente tangibles unos para otros en su ambiente nativo. Si nosotros girásemos a su ambiente, podríamos interactuar con ellos de forma física.

     

    Lo mismo si ellos girasen totalmente en nuestro ambiente, cosa que pueden hacer, pero aparentemente no tan fácilmente como los alienígenas positivos más avanzados. Su reino nativo es un estado girado de espacio-tiempo, que difiere de la desmaterialización total y sale del espacio tiempo. En lugar de proyectar concientemente una nave temporal en nuestra realidad, lo más probable es que ellos girasen en una que ya existiera en la nuestra.

     

    En relación con ambiterrestres más elevados, éstos están más preocupados con temas científicos, estratégicos y diplomáticos, aunque no sin consideraciones espirituales y éticas.

     

  • Extraterrestres puros

    Estos tipos son totalmente físicos y parece que visitan la Tierra sólo esporádicamente en grupos pequeños. Dadas sus limitaciones físicas y restricción de recursos, les estaría impedido viajar a la Tierra en más amplio número sin ser detectados y cazados por facciones alienígenas negativas más avanzadas.

     

    Ser de orientación positiva, sin haber todavía trascendido la fisicalidad, implica una cierta ingenuidad y fragilidad que reduce los momentos de supervivencia dado que, en entornos físicos, la competición por los recursos finitos es el modo de existencia por defecto.

     

    Por tanto, los extraterrestres positivos serían menos y más discretos debidos a su elevada vulnerabilidad.

La lógica sugiere que un espectro similar existe para los seres alienígenas negativos:

  • Ultraterrestres demoníacos en la cima

  • seres físicos explorando el espacio en la base

  • extraterrestres hiperdimensionales negativos (ambiterrestres negativos) entre ambos extremos

La relación entre estos dos espectros podría ser representada como los laterales de una “Y”, que se bifurca a la derecha, un sendero yendo hacia arriba y el otro hacia abajo.

 

Los senderos están más cercanos unos de otro en el punto de bifurcación, separándose a medida que se alejan. Aquellos más cercanos al punto de bifurcación, significando el punto más bajo del espectro, son los que más probablemente comparten rasgos comunes e interactúan directamente unos con otros, ya sea en conflicto o en cooperación.

 

Esto es así porque están menos polarizados con sus respectivos senderos, y más atrincherados en la fisicalidad. La fisicalidad es una realidad consensual que obliga la interacción causal mutua. Así podríamos encontrar ambiterrestres de la más baja positividad y de la más baja negatividad, ambos en conflicto físico directo unos con otros o, bajo extrañas y obligadas circunstancias, trabajando conjuntamente, si hacerlo así permite el logro de objetivos independientes.

Al contrario que la sociedades alienígenas negativas, que están fundamentadas en la competición, el poder y el engaño, y por tanto son altamente compartimentalizadas, las sociedades alienígenas positivas son más armoniosas, integradas y unificadas unas con otras. Esto no implica una conciencia colectiva de tipo enjambre, donde la individualidad es suprimida, sino más bien una armonización de individuos desarrollados espiritualmente en redes de trabajo mutuamente resonantes.

 

En estas redes existe un equilibrio entre el desarrollo individual y la cohesión social, esta última surgiendo desde las bases espirituales del primero.

Aquellos que conectan con inteligencias espirituales más elevadas, conectan con la misma fuente divina, y por tanto comparten una relación espiritual y una comprensión con otros que también estén conectados. Esto conduce naturalmente a una hermandad de especies, no nacida de una programación o imposición forzada por una autoridad externa, sino de una comprensión básica común, y un amor compartido a la verdad, a la libertad y al equilibrio.

 

Esto no debería ser confundido con aspiraciones religiosas sectarias, que es mezclar el dogma con la desviación personal conducente a guerras cuerpo a cuerpo y religiosas. La verdadera espiritualidad brota desde una fuente común, y conduce a la armonía y a la unidad, mientras que los sistemas de creencias subjetivos conducen a lo contrario.

Otro punto a considerar es que la evolución social y la evolución espiritual individual son procesos separados. La humanidad puede haber progresado política, tecnológica y económicamente durante los últimos miles de años, pero esto no significa que el individuo humano medio haya evolucionado correspondientemente.

 

Vicios como la avaricia, la ignorancia, el egoísmo, la arrogancia, los celos y la ira prevalecen todavía, hoy en día, como lo hicieron en la antigüedad.

 

Lo que parece una sociedad avanzada puede, por tal razón, estar compuesta de individuos no éticos y espiritualmente simples, mantenidos a raya sólo a través de sistemas de control sofisticados, lo que los coloca lejos de ser positivos. Así pues la apariencia externa de paz, orden y avance científico de un grupo alienígena no demuestra necesariamente una positividad subyacente, porque ésta podría ser tan sólo una máscara encubriendo la atrofia espiritual individual.

La evolución espiritual no trata sólo sobre estudiar y seguir la moral religiosa o la ética filosófica, lo que equivaldría a una programación por parte de fuentes externas. Es más bien una maduración del alma, de manera que la sabiduría intrínseca, el discernimiento y la conciencia desarrollados en una vida, continúen en la siguiente.

 

Sólo si la destilación de inteligencia espiritual más elevada está ya presente en el nacimiento, funciona activamente durante la vida guiando las decisiones y perspectivas personales, y está construida sobre encarnaciones sucesivas, puede ser llamada evolución espiritual. Y sólo si una sociedad consiste en individuos espiritualmente evolucionados puede ser denominada verdaderamente positiva.

La evolución individual no conoce saltos, y puede progresar más rápida que la evolución social. Un único individuo dedicado, al que se le ha proporcionado la adecuada formación esotérica, podría llevar a cabo en pocas vidas lo que a la humanidad, en su conjunto, le tomaría miles de años alcanzar.

 

La diferencia entre la civilización humana y los alienígenas positivos es ésta: las alturas espirituales que los humanos pueden lograr individualmente, desafiando al resto de la sociedad, los alienígenas positivos lo han logrado en toda la extensión de su sociedad. El humano medio está por tanto menos avanzado que el ambiterrestre medio.

 

Por tanto podríamos decir que los ambiterrestres están más lejos en la escala evolutiva que el hombre.

Por otro lado, algunos humanos pueden estar más avanzados que algunos alienígenas. Consideren ciertos maestros esotéricos que tuvieron profundo impacto sobre el conocimiento espiritual humano.

 

Quizás eran humanos nativos que se elevaron más allá de lo normal, o quizás algunos eran ambiterrestres superiores que encarnaron voluntariamente en la sociedad humana para contribuir a su elevación. Incluso podría existir una hermandad espiritual humana dedicada a nuestra elevación, que es de un orden de desarrollo espiritual más elevado que, digamos, un grupo ambiterrestre más bajo, que está más enfocado en tratar con la agenda de alienígenas negativos, aunque ambos en último extremo son parte de la misma red divina, lo sepan cada uno o no.

Todo esto es para mostrar que la línea entre humanos y alienígenas está borrosa a escala individual y graduada a escala social, de manera que lo que ellos pueden hacer a nivel amplio por defecto, nosotros podemos hacerlo individualmente como excepciones a nuestra clase, y será de amplitud social después de una posterior evolución espiritual.

 

Así pues la humanidad no debería ser ni denigrada, ni los alienígenas positivos deificados, sobre el falso supuesto de que estos últimos son universalmente superiores a los primeros, porque hay excepciones.

Excepciones parecidas existen para los alienígenas.

 

Dado que el desarrollo individual permite que algunos estén más altamente evolucionados que otros, entonces a pesar de su unidad, dentro de una misma civilización alienígena positiva podrían existir alienígenas más y menos avanzados, ambos ambiterrestres, trabajando juntos por ejemplo. Sería un error asumir que una civilización alienígena es exclusivamente de ambiterrestres más bajos mientras que otra es exclusivamente de ultraterrestres, dado que dentro de cada una habrá excepciones.

 

El nivel medio de desarrollo es lo que difiere entre civilizaciones, y en este sentido varias civilizaciones positivas pueden colaborar, algunas cuya media esté más cercana a lo ultraterrestre, las otras más cercanas a lo extraterrestre, con las últimas remitiéndose frecuentemente a la sabiduría y guía de las primeras.

 

 


Características de los alienígenas humanoides positivos

¿A qué se parecen los alienígenas humanoides positivos?

 

Podemos calcular la respuesta a través de:

  1. los relatos de abducidos y contactados, teniendo presente la posibilidad de recreación, embellecimiento y a los impostores

  2. los textos esotéricos, mitológicos y religiosos donde se mencionan benefactores no humanos

  3. experiencias personales a través de sueños, proyección astral, abducciones y contacto físico en el mundo real

A partir de estas áreas he derivado la siguiente aproximación:

Sus comunicaciones verbales y telepáticas resuenan con la verdad y muestran una gran sobriedad y profundidad de comprensión, pero también tienen la humildad, la previsión y la consideración de simplificar su comunicación y jugar una carta más baja con sus inteligencias, de manera que no impongan o intimiden.

 

Por tanto ellos pueden presentarse como reservados y cuidadosos, midiendo sus palabras. En general, están atentos a su influencia, y se abstienen de sabotear nuestras oportunidades de aprendizaje con respuestas dadas prematuramente. Son buenos encriptando las verdades más profundas en aquello que dicen, verdades que ellos mismos revelan en percepción retrospectiva sólo cuando finalmente uno ha madurado lo suficiente como para comprenderlas.

 

Al mismo tiempo también tienen el talento de condensar mucho significado en pocas palabras y de decir la cosa correcta en el momento correcto, para producir una diferencia catalizadora y determinada.

Podemos reconocer en ellos un alto grado de sensibilidad, lucidez, seriedad, inteligencia y sabiduría, por lo menos en lo relativo a nosotros. Existe la concepción errónea de que los seres positivos más elevados no están ni mucho menos totalmente despiertos y alertas. De que estar iluminados significa que existen en un estado de calmada bendición, como si estuvieran sedados, platicando mullidos tópicos y aforismos de galletas de la suerte.

 

Los seres realmente positivos tienen una conciencia despierta mucho más elevada, no disminuida. No están ciegos a la realidad ni paralizados por conocer lo que nosotros consideramos que son verdades incómodas, sino que pueden ver éstas claramente desde su más elevado contexto, y son muy realistas con todo ello.

Poseen amor, empatía y compasión, pero no a expensas de la razón, sabiduría y comprensión. Más bien estos dos aspectos (lo más elevado emocional y lo más elevado intelectual) están fusionados en armonía y equilibrio. El amor sin comprensión conduce al sentimentalismo y a la credulidad, mientras que la comprensión sin amor puede conducir al frío intelectualismo y a la crueldad.

 

Los alienígenas positivos más elevados, al haber alcanzado un cierto nivel de desarrollo espiritual, no sufren de ningún defecto. Los sistemas equilibrados de desarrollo esotérico aportan a los individuos humanos el mismo nivel de calidez y comprensión.

Los impostores pueden inducir en sus objetivos un falso sentido de calidez, que restringe el conocimiento al hacer que piensen que el impostor debe ser un ser positivo, radiando buenas vibraciones. Sin embargo, estas emociones, aparentemente positivas, son meras respuestas químicas u hormonales inducidas, que nublan el juicio en lugar de agudizarlo.

Los verdaderos poseen una calidez que puede ser sentida, sin que necesariamente se tenga que estar inundado con sentimientos, tal como puede sentirse el calor del fuego sin estar quemándose. Sin embargo los impostores, “te incendian” metafóricamente con emociones inducidas para que, a pesar de sus fríos corazones, se pueda erróneamente proyectar esa calidez sobre ellos. Los impostores producen un efecto que es supresor de conocimiento en vez de mantenedor.

 

Los seres positivos reales tienen el efecto final de hacer que tú, o quien tú eres realmente, eleves tu perspectiva y claridad, mientras que los impostores reducen tu conocimiento a un tamaño manejable.

 

Cuando se trata con positivos impostores siempre existe un sentimiento de estar siendo arrebatado, reducido, hipnotizado o sumergido.

Los seres positivos, particularmente desde los ambiterrestres medios para arriba, no apelan nunca a tus instintos básicos ni utilizan señuelos para el ego para obligar a la cooperación. En lugar de eso hablan más a tu razonamiento e intuición más elevados. No balancean ante ti regalos o privilegios para hacerte actuar contra tu mejor juicio, pero pueden enviarte inesperadas compensaciones por haber seguido tu mejor juicio durante circunstancias de prueba.

 

No tratan de impresionar con títulos fantasiosos, inútil jerga técnica ideada para confundir, o detalladas aunque superfluas trivialidades. En lugar de eso emplean un acercamiento práctico y minimalista para detenerse en lo que importa.

 

En ocasiones dudan de hablar mucho sobre su identidad u orígenes, dado que podría conducir a muchos problemas, incluyendo el culto a la personalidad, y comprometer su seguridad, esto último siendo el mayor tema para los ambiterrestres más bajos debido a su fisicalidad.

Aunque los seres positivos más elevados estén espiritualmente más evolucionados y refinados de lo que nosotros lo estamos actualmente, en modo alguno son perfectos.

 

Cuanto más cercanos están a nuestro nivel de desarrollo, significando que su posición es menor entre la clase de seres positivos más elevados, más inclinados están a actuar con información incompleta, realizando supuestos ingenuos y otorgando erróneamente su confianza. El libre albedrío deja el futuro abierto dentro de ciertos límites, por tanto hay espacio para el error.

 

Cuanto más bajos se hallen los ambiterrestres, más limitada es su visión de futuro. Estos errores son de orden metafísico y no pueden ser colocados en la misma balanza que las faltas de procedimiento realizadas por alienígenas aparentemente inocentes, según lo dicho por fuentes desinformativas, para justificar el brutal manejo de los abducidos.

 

Hay faltas metafísicas con consecuencias metafísicas, mientras que lo anterior son faltas físicas con consecuencias físicas.

Esto es un ejemplo de cómo difieren los seres positivos y negativos, ya que los alienígenas negativos se decantan más hacia la fisicalidad, mientras que los positivos colocan un mayor énfasis en la espiritualidad.

 

Los seres positivos se implican más con la liberación y perfección del alma, la preservación del libre albedrío, la proliferación de conocimiento y sabiduría y otros ideales trascendentales, mientras que los alienígenas negativos están más preocupados en cosechar recursos, realizar manipulaciones genéticas y preservar su ganado.

 

Esto no significa que los alienígenas positivos desdeñen la fisicalidad, sean indiferentes al medio ambiente o inmunes a la necesidad de tecnología, es más bien que simplemente saben mejor invertir sus valores y sacrificio en lo más alto para lo más bajo.

 

 


Tecnología ambiterrestre

Se necesita tecnología para llevar a cabo lo que la conciencia por sí sola no puede. Los alienígenas positivos la utilizan sólo en el grado en que ellos son corpóreos (físicos y/o etéricos).

 

Los ambiterrestres más elevados utilizan menos tecnología para llevar a cabo las mismas cosas, porque están menos atados a la fisicalidad y tienen un mayor dominio consciente sobre ella.

La tecnología puramente materialista que nos es familiar puede sólo desarrollarse hasta topar con el umbral cuántico y los límites del determinismo. Pasado este punto debe convertirse en sub-cuántica y ultra relativista, incorporando factores interdimensionales y metafísicos para desarrollarse más lejos. Esto describe la tecnología ambiterrestre más baja, la cual permite la ingeniería espaciotemporal, la rotación dimensional, viajar a través del tiempo, modificar las energías etéricas y hacer interfaces con la conciencia directamente con artilugios e instrumentos.

Todo esto también puede hacerse con tecnología ambiterrestre media y más elevada, excepto que ellos han llevado la fusión entre conciencia y tecnología a un arte más elevado. Parece ser que su tecnología es totalmente maleable con la conciencia, y así fundamentalmente alquímica en naturaleza. Parece y funciona como tecnología, pero realmente es un tomar cuerpo físico o una precipitación etérica de pensamientos, intento y arquetipos espirituales. La relación entre sus partes tangibles refleja la relación entre sus componentes metafísicos más elevados. 23

La principal diferencia entre la tecnología ambiterrestre negativa y la positiva es el espectro de realidad multidimensional al que cada cual puede acceder, que es más amplia para los positivos debido a una más equilibrada y holística cualidad de conciencia, resonando más profundamente con la raíz divina de la Creación.

 

Los ambiterrestres negativos, al estar obstaculizados para acceder a esta raíz, tienen que recurrir a la astucia, al acecho, al engaño, a destripar, a robar y a la explotación de pretextos para salirse con la suya.

 

 


Distinguiendo entre fuerzas positivas y negativas

Los ambiterrestres positivos y negativos tienen rasgos únicos y rasgos compartidos.

 

Hacer una lista de los rasgos únicos nos ayudará a identificar la orientación de una facción alienígena concreta, mientras que la lista de los rasgos compartidos nos mostraría aquello en lo que no podemos confiar exclusivamente para hacer una resolución. Esto es útil porque los impostores utilizan los rasgos compartidos para “demostrar” su orientación positiva y dorar la píldora de sus rasgos negativos únicos.

Así pues lo que sigue es una lista de rasgos compartidos, y de rasgos únicamente negativos y únicamente positivos. No todos los tipos positivos tendrán todos los rasgos positivos, pero todos ellos deberían carecer de los rasgos únicamente negativos.

 

De igual manera, no todos los tipos negativos tendrán todos los rasgos listados como negativos, pero deberían carecer de los rasgos únicamente positivos. Esta lista debería ser utilizada sólo como guía para una posterior mejora, y no como rígida lista de control para aplicar de modo superficial.

 

La distinción entre fuerzas positivas y negativas debe ser hecha a partir de nuestra verdadera comprensión, intuición y experiencia, considerando las circunstancias, y llevarla a cabo caso por caso.

 

 


Rasgos compartidos

Ambos pueden respetar el libre albedrío, entrando sólo cuando se les pide.

 

La diferencia es que los alienígenas positivos lo respetan totalmente, y piden que sea una elección informada y sincera, mientras que los alienígenas negativos respetan sólo el libre albedrío como algo a manipular encubiertamente, para que les demos permiso y legalicemos su subsiguiente toma de poder.

 

Ambos podrían pedirnos permiso antes de un contacto abierto pleno, ambos podrían animarnos a funcionar por nosotros mismos en vez de depender de ellos. La diferencia es que los alienígenas negativos pre-programarían a la población para que hicieran la elección deseada, y posicionarían líderes de opinión dentro de la sociedad para encaminar encubiertamente el progreso a su favor.

Ambos pueden hablar de preocupación ambiental por la Tierra.

 

Los alienígenas negativos tienen intereses en salvar al planeta para ellos mismos, ellos pueden desear a la Tierra como campo de reproducción, área de escenificación para posteriores conquistas y para recolección de sus recursos naturales.

Para la cultura moderna es políticamente correcto erigirse en paladín medioambientalista, y la idea de vivir en armonía con la Tierra tiene un aire de espiritualidad para ello. Abogar por estos ideales no está en absoluto en conflicto con la agenda alienígena de negativos, ya que limpiaría su imagen e incrementaría la sostenibilidad y eficiencia de su “granja” si el “ganado” humano ha sido imbuido de suficiente reverencia por la granja para que la mantenga por sí mismo.

 

Así pues, que los alienígenas abracen las preocupaciones ambientales, y elijan a humanos como cuidadores de la tierra no es necesariamente una prueba de positividad, aunque tampoco lo sea de negatividad, dado que el respeto por el ambiente es bueno y necesario a pesar de todo.

 

Para los alienígenas positivos parece ser una prioridad menor, quizás porque comprenden la naturaleza efímera e ilusoria de la fisicalidad en contraste con la mayor realidad e inmortalidad del alma, o quizás simplemente son conscientes de que los ciclos naturales y cósmicos han causados daños mucho mayores a la Tierra de lo que los humanos le puedan nunca infligir.

Ambos pueden aportar avanzada tecnología para ayudar en la producción de energía y comida, transporte, necesidades médicas y de otro tipo. Los alienígenas negativos utilizarían esto como un falso signo de buena voluntad, y no proporcionarían nada que ellos no pudieran fácilmente desarmar, revocar o superar si las cosas se pusieran feas; su regalo de tecnología también puede ser utilizado como baratija y como caballo de Troya.

 

Ambos la proporcionarían más libremente a pequeña escala a sus contactos humanos entrenados para asegurar su supervivencia a través de momentos difíciles. Los alienígenas positivos serían más reservados en ofrecer su propia tecnología, especialmente considerando las invenciones humanas suprimidas, ya existentes, que sólo necesitan libertad para proliferar.

Ambos pueden preconizar la paz, la no violencia, la armonía social y la unidad. Para los alienígenas negativos, además de mejorar su imagen contradiciendo las expectativas de violenta hostilidad alienígena, estos ideales preservan el orden, la eficiencia y la docilidad dentro de su población controlada, y así ayudan a desmontar la disidencia y el pensamiento independiente.

 

Los enemigos (aquellos que se resistan a la asimilación) necesitan tan sólo ser etiquetados como enemigos de la paz, armonía y unidad para permitir justificar su persecución, incluyendo la persecución violenta en defensa de estos ideales.

 

Su unidad y armonía está obligada desde el exterior, y aplasta el interior del alma, en tanto que la unidad y armonía para los alienígenas positivos son la consecuencia externa de personas que despiertan a una comprensión común a través del desarrollo espiritual independiente.

Ambos priorizan los fines por encima de los medios, especialmente los ambiterrestres más bajos con misiones dedicadas que están más agarrados a la fisicalidad, al tiempo lineal y por tanto a la causalidad. Lo que les importa es la imagen total y la salida a largo plazo. La benevolencia de alienígenas positivos procede de la comprensión más que de la pasividad o del sentimentalismo, por tanto no son necesariamente suaves, complacientes o siempre amables.

 

Si un individuo o una sociedad carece de la madurez necesaria para manejar la verdad, los alienígenas positivos pueden recurrir a disfraces, acertijos o al silencio en lugar de dar la verdad y perjudicar la salida a largo plazo. Así pueden parecer poco amables o incluso deshonestos si se les empuja. De igual manera, pueden permitir que una persona pase por grave sufrimiento si es absolutamente necesario para su maduración espiritual.

 

Esto no está en contradicción con la compasión, sino que es una consecuencia de la compasión unida a una comprensión más elevada.

Así la presencia de abandono, la crueldad aparente, los pretextos y el secretismo no son necesariamente pruebas de negatividad, ya que en ocasiones son los únicos medios disponibles para llevar a cabo fines positivos. Esto no debería confundirse con racionalizaciones empleadas por los alienígenas negativos para justificar sus tácticas de tortura, que son medios sádicos sirviendo fines negativos.

Ambos pueden incluir alienígenas nórdicos trabajando con grises.

 

Aunque los grises parecen ser autómatas orgánicos manufacturados por facciones alienígenas negativas para hacer lo más duro del trabajo de abducción, algunos pueden ser reintencionados por ambiterrestres positivos bajos para ayudar con el manejo del contacto con humanos.

 

La presencia de grises, por sí misma, no demuestra que un grupo alienígena sea benevolente o malevolente, aunque las facciones alienígenas negativas parecen utilizarlos mucho más a menudo.

Ambos pueden mostrarse en naves deslumbrantes y ser físicamente atractivos.

 

No importa cuán centelleante, dorada, cristalina y aparentemente divina sea la apariencia de una nave alienígena, y no importa cuán noble, poderosa y angélica la apariencia de sus tripulantes, estas cualidades no demuestran una orientación positiva. Las fuerzas negativas están ampliamente familiarizadas con nuestras esperanzas religiosas, expectativas científicas y debilidades psicológicas, por lo que sabrían envolverse bien en ellas.

 

En lugar de eso deberíamos estar atentos al contexto y coordinación de su apariencia, las consecuencias de sus palabras y acciones, y nuestra lectura intuitiva de su intención.
 

 


Rasgos únicos de los alienígenas negativos/impostores

Independientemente de lo que digan, sus verdaderas intenciones quedan reveladas por los resultados finales de sus acciones. Ellos aspiran a posicionarse a sí mismos como autoridades controladoras utilizando los medios más indirectos pero más eficientes posibles.

 

Por ejemplo, podrían imitar alienígenas positivos, y decir que deberíamos sacar adelante nuestro propio libre albedrío, que ellos no están aquí para salvarnos. Aunque esto parezca un respeto por el libre albedrío, sería una treta estimulándonos para legitimizar la tiranía a través de la ilusión de la democracia. Esto podría venir mediante la manipulación encubierta de la opinión pública a través de la desinformación y de la opinión de líderes bien situados, de manera que las elecciones voluntarias que hagamos estén alineadas con su agenda.

 

Así importa poco qué tecnología, enseñanzas y liderazgo ofrezcan, si el resultado es que tenemos menos discernimiento, libertad y poder espiritual mientras ellos tienen más control y ventajas. Esto significa una orientación negativa. No tenemos que esperar a ver los resultados finales para hacer esta decisión, resultará evidente muy pronto a partir de la dirección que tomen las cosas en respuesta a su llegada abierta.

Pedirán,

  • grandes sacrificios

  • pérdida de libertades

  • pérdida de soberanía,

...a cambio de nuestra seguridad y supervivencia.

 

Harán esto ignorando y suprimiendo intencionadamente alternativas más sanas, que nos dejen conseguir seguridad y supervivencia sin ceder nuestra soberanía, sino utilizándola a través de nuestra incrementada conciencia, vigilancia, auto confianza, trabajo en red, responsabilidad y equilibrio espiritual.

Las personas que primero y más ruidosamente les promocionan presentan también fuertes indicadores de ser vectores de desinformación.

Pueden alentar el fanatismo, la adoración, la deificación y pomposas ceremonias de manipulación de masas para que les apoyen. Hacen esto apuntando a las emociones, a la corrección política, los falsos supuestos, las ilusiones, la desesperación, el idealismo radical y otras vulnerabilidades por debajo de la razón.

Niegan la existencia de los alienígenas negativos, o incluso admiten su existencia y ponen como cabeza de turco a alguna facción alienígena disponible, demasiado pequeña y limitada para responder de todos los tipos de actividades alienígenas negativas conocidas por los investigadores experimentados.

 

Su descripción de los alienígenas negativos puede también no corresponder a la realidad, ser demasiado simplista, alimentando los conceptos erróneos populares, y apropiadamente ignorante de la posibilidad de impostores negativos.

Si en sus filas incluyen tanto a reptilianos como a mántidos, casi con certeza son una facción alienígena negativa o una alianza. Cada uno por separado presenta una reputación profundamente empañada en la investigación sobre abducciones, y ambos trabajando juntos reducen todavía más la posibilidad de una orientación positiva.

Probablemente serán los primeros en presentarse porque son intervencionistas y han dispuesto a fondo el escenario para su debut. Dado que su charlatanería de vendedor se desplomaría ante las verdades reveladas por cualquiera de los grupos alienígenas, verdaderamente positivos, llegado antes que ellos, tendrían que mostrarse antes de que esos grupos pudieran establecer una atmósfera de conocimiento con criterio.

 

Sin embargo, una vez tomado el control abierto, tendrían que deseducar y programar a la gente a fin de que los grupos positivos que llegasen más tarde para mostrar el engaño fueran recibidos como atacantes por el ego colectivo, percibidos como tradicionalistas egoístas, intentando apartar a la humanidad de recoger las recompensas tecnológicas de alianza con las otras facciones alienígenas.

Pueden hacer demostración de sus poderes y tecnología para deslumbrar, persuadir e intimidar. Utilizarían estas demostraciones como influencia para presentarse a sí mismos más poderosos de lo que son, contradiciendo y desestructurando los paradigmas humanos existentes para reemplazarlos por los suyos propios, apropiándose de más méritos de los que merecen (como reclamar que son los únicos creadores de la raza humana), y balancear antes nuestras narices regalos tecnológicos e incentivos para lograr nuestra cooperación.

 

Esto ya ha ocurrido muchas veces en nuestra propia historia, entre exploradores que viajaban con motor y los nativos cuyas culturas conmocionaban.

En sus interacciones con los humanos parecen una secta. Las mismas tácticas utilizadas por las sectas para despersonalizar y programar a los neófitos pueden, y probablemente serán, utilizadas sobre la población en general por parte de los alienígenas negativos.

 

Esto incluye:

  • presentar a los líderes como divinos (los alienígenas son nuestros creadores)

  • derribar la vieja identidad (hacer añicos las opiniones de las personas sobre la realidad, y destruir los viejos paradigmas)

  • presentar la parte conocida de uno mismo como maligna y pasada de moda (presentando como chivo expiatorio a la estructura de poder humana)

  • bombeando amor (diciendo que están aquí para ayudar y guiarnos, que son nuestros amantes hermanos)

  • confesores (degradando a la humanidad)

  • fanáticos (haciéndonos adictos a la causa del progreso y de la renovación)

  • aislándonos de amigos y familia (cuarentena y separación de la “gente progresiva” y de la “clase híbrida de elite” del resto de la sociedad más bajo)

Si ellos se unen a una espiritualidad que nosotros deberíamos adoptar, es una que resulta de la pacificación, la sugestibilidad, la despersonalización, la sumisión y un discernimiento rebajado.

 

Puede transportar alusiones de existencialismo, budismo, deísmo, panteísmo y otras filosofías impersonales que pueden servir a la agenda alienígena mientras mantengan la apariencia de racionabilidad y santidad. El no dualismo sirve como distracción conveniente para las entidades negativas.

 

En último extremo, la espiritualidad que ellos alientan será una forma de materialismo espiritual que nos desconecta de una inteligencia espiritual más elevada, algo que lógicamente justifica su autoridad a través de una versión modernizada del Derecho Divino de los Reyes, que nos mantiene leales a su causa, y nos prepara para convertirnos en más parecidos a ellos.
 

 


Rasgos exclusivos de los alienígenas positivos

Cuando uno intuitivamente siente su vibración o de forma clarividente escudriña la cualidad de su conciencia, se siente totalidad, sinceridad, inteligencia, sobriedad, compostura, meditación y previsión.

Dan gran valor,

  • al aprendizaje

  • al conocimiento

  • discernimiento

  • sabiduría

  • comprensión,

...y otras virtudes de la conciencia, no sólo diciendo que valoran todo esto, sino demostrándolo con acciones y consecuencias a través de impartir información verificable, práctica y profunda, que tiene el efecto de dar poder al individuo que la recibe y la comprende.

 

Apelan a la razón, a la experiencia, a la intuición, y al conocimiento interno que llega con una inteligencia espiritual más elevada. Se abstienen de realizar llamamientos persuasivos al ego, al emocionalismo ciego, a las ilusiones, a los falsos supuestos y a otros señuelos. Se dirigen pues a los aspectos más maduros y más elevados del ser, en lugar de los más bajos e ignorantes.

 

Por ejemplo, nunca exagerarán su autoridad cargando sus palabras con títulos fantasiosos o con oscura jerga técnica con la intención de impresionar.

Hacen un acercamiento consciente a la interacción con los humanos y demuestran un profundo respeto por el libre albedrío, el desarrollo independiente y el auto descubrimiento. Así pueden minimizar su perfil y deshinchar su autoridad para evitar desencadenar una adoración y una respuesta de deificación que les convertiría en objetos de posesión y preocupación, y que desviaría la atención lejos del elevado propósito de interacción.

Apuntan a ayudarnos a tomar decisiones informadas en vez de persuadirnos para que tomemos una decisión particular. Cuanto mejor informados estemos, mejor.

 

Por tanto no rechazarán pasarnos cierta información si ello nos ayuda a tomar una decisión más sabia. Esto incluye información de las fuerzas negativas y de sus métodos de engaño. Son cuidadosos para evitar crear dependencia. En lugar de cargarnos en sus espaldas, o de conducirnos como ganado, apoyarán que nos convirtamos en auto suficientes y críticos, a que desarrollemos peso propio a través de nuestros propios retos.

 

En el mejor de los casos, actúan como catalizadores, moderadores y ayudantes en este proceso, pero nunca como sustitutos. Otorgan mayor énfasis a nuestra liberación espiritual y evolución que al desarrollo tecnológico. Únicamente si este último salvaguarda indirectamente a los primeros, nos darían ayuda tecnológica.

De otra manera retendrían la tecnología hasta que avanzásemos lo suficiente, ética e intelectualmente, como para comprender su uso y responsabilidad. Lo más probable es que dejasen caer catalizadores tecnológicos en las mentes de inventores humanos sin revelarse a sí mismos, para que enraizasen y avanzasen de forma natural dentro de la sociedad humana, en vez de ser traumáticamente impuestos desde el exterior.

 

En sus interacciones con personas, parecen una altruista escuela de misterios esotéricos. Son discretos, escogen sabiamente a sus discípulos entre los más capaces y facultados seres humanos, y tienen el propósito de preservar el libre albedrío humano y de catalizar su evolución.

En último extremo carecen de yo, no en el sentido de que les falte individualidad, sino en el de estar atentos al bienestar espiritual de los demás y dedicados al equilibrio y armonía del sistema completo y no tan sólo al suyo propio. Nunca manipulan o roban de otros para satisfacer sus propias necesidades.

 

Si comprenden que una situación requiere autosacrificio, o si han recibido una misión divina que lo requiere, actuarán en consecuencia, bravamente y con honor.

Defienden trascender los impulsos ignorantes, anti espirituales, animalísticos, egoístas e interesados, sin necesariamente tener que reñirlos sino señalando una vía más elevada. Su dedicación es hacia la perfección espiritual del individuo. Al revelarse a sí mismos al mundo, probablemente no sean los primeros en hacerlo.

 

Nuestra civilización no está preparada para contactar, y ellos serían responsables de resultados traumáticos. Los alienígenas positivos estarían cargados con las reacciones de miedo irracional y de adoración, o tendrían que educar a la humanidad acerca de la naturaleza de la vida alienígena, todo esto mientras tienen que mantener la paz y hacer que la gente realice la transición hacia un mundo post revelación.

 

La logística de todo esto es muy difícil.

 

Antes que eso, permitirán que los impostores se muestren primero y gasten sus propios recursos para transicionarnos. Luego, después que se acreciente la oposición humana, pero antes de que las fuerzas negativas hayan tomado el control total, pueden poner pie e impartir información crítica para cambiar las cosas. Es tras degustar el amargo fruto del engaño, y aprender algunas lecciones importantes, que la humanidad apreciará y comprenderá lo que ellos ofrecen.

 

Sólo entonces será posible un contacto más profundo y prolongado con las fuerzas positivas.
 

 


Probables futuros problemáticos

¿Qué podemos hacer? ¿Cómo prepararnos? Depende de lo que suceda.

 

Tantos factores convergen para crear una situación caótica no lineal, que incluso las salidas más salvajes que algún momento parecieron imposibles pueden resultar posibles e incluso probables.

 

Echemos otro vistazo a algunos escenarios futuros, excepto que esta vez relacionaremos los componentes individuales que podrían estar mezclados y revueltos para crear varios escenarios.


Debates políticos, guerras ideológicas y movimientos

Esto parte del supuesto de que el mundo permanezca totalmente estable y civilizado, todas las infraestructuras intactas y la vida relativamente normal.

 

Tras la Revelación y el contacto empezaría un proceso de debates filosóficos, científicos, políticos y religiosos, para decidir las futuras relaciones humano-alienígenas. Esto derivaría en batallas ideológicas a lo largo de líneas profundamente polarizadas. La mayoría del conflicto transcurriría a través de medios verbales, escritos, políticos, y del conocimiento.

 

La información, el estar conscientes, se opondrían a la desinformación y a la ignorancia. Internet jugaría un importante papel facilitando el debate, junto con la televisión y la radio.

 

 

Cierre policial de estados, gobierno global, totalitarismo

El mundo ya está girando hacia el autoritarismo.

 

Si esto continúa y llega a completarse, junto con la desinformación e ignorancia, el otro reto estará operando con un clima de opresión en el que los disidentes sean etiquetados de terroristas o de combatientes enemigos, y detenidos anticipadamente o se les deniegue la obtención de servicios vitales.

 

 

Período temporal de caos precisando supervivencia

Los desastres naturales, naturales o como ataques escenificados de terror, y la guerra nuclear o electrónica, pueden perjudicar las infraestructuras y desorganizar fuertemente la forma de vida moderna.

 

Comida, agua, distribución de energía, transporte y comunicación, todos quedarían perjudicados. Por ejemplo, una extrema actividad solar podría colapsar la civilización moderna friendo nuestra electrónica vital, con efectos similares a un ataque EMP, y con resultados similares al vivido por Nueva Orleans tras el huracán Katrina, aunque a nivel nacional.24

La respuesta sería una combinación de unas personas haciendo piña para ayudarse unos a otros y de otras cayendo en la anarquía a medida que la desesperación se instalase, y duras medidas de las autoridades para mantener el orden, distribuir provisiones, y trasladar a los alborotadores a campos de internamiento.

 

 

División de supervivientes en grupos “dentro” y “fuera del sistema”

El caos social nunca dura mucho, incluso las Edades Oscuras volvieron a tener finalmente orden. La cuestión es qué tipo de orden, bajo qué autoridad, y a qué coste.

 

Si la vida moderna se interrumpe durante varios meses o años, y el gobierno y los militares conservan su continuidad, entonces el orden restaurado probablemente estaría en el lado autoritario, aunque con alcan

ce geográfico limitado debido a las limitaciones logísticas. Esto sugiere que habría grupos limitados en los que se restauraría el orden bajo un régimen autoritario, y donde los supervivientes harían graves concesiones para vivir dentro de estos territorios.

 

El resto de la población que quedase estaría desconectada del sistema y obligada a valerse por sí misma, formando finalmente una cultura paralela a la tecnocrática. La ciencia ficción ha descrito esta posibilidad en muchos ejemplos.

 

 

Tribalismo post-apocalíptico bajo dioses alienígenas

Esto parte del supuesto de que la civilización moderna se colapsa totalmente, no queda ninguna autoridad organizada.

 

La humanidad se dividiría entonces en tribus, y si los alienígenas intervinieran se restablecerían condiciones similares a la antigüedad, donde facciones de alienígenas concretos presidían sobre sus respectivas tribus humanas.

 

Giro dimensional y división de la realidad en líneas temporales separadas o reinos de existencia
Las anteriores posibilidades suponían una única realidad consensuada.

 

Si ocurre una división en una línea temporal, diferentes personas se desviarían hacia futuros probables separados, dependiendo de sus perfiles individuales espirituales. Esto puede evolucionar en un cambio de dimensión en el que algunos individuos se gradúen a un nivel superior compartido por ambiterrestres de nivel bajo.

 

Sería una rotación alejándose de nuestra actual línea temporal, que podría continuar existiendo sin ellos, y experimentar algunos de los más apocalípticos escenarios comentados antes.
 

 

Desorientación post-giro y elección de bandos
El contacto directo con ambiterrestres más bajos es inevitable para porciones de la humanidad que experimentarán un giro en su ambiente nativo. La confusión seguiría ya que varias facciones ambiterrestres rivalizan por obtener la sumisión de los recién llegados.

 


Llegada de refuerzos alienígenas para una conquista física
Siempre existe la posibilidad de que los alienígenas negativos recurran a la fuerza si sus planes de una invasión pacífica fracasan debido a la reacción popular. Mientras que el método pacífico de conquista es más eficiente y menos problemático, esto no significa que esté descartado un plan que recurra a la fuerza física o a la aniquilación.

 

Dado que recurrir a la fuerza requeriría un ejército inmenso, que durante los últimos miles de años no tenía razón de permanecer cerca de la Tierra, un tal ejército debería ser traído desde lejos.

 


Guerra total, batallas aéreas de OVNIS, durmientes activados
Si alguno cruza la raya y desequilibra la balanza de poder a través del uso de la fuerza, sea por miedo o por desesperación, cualquier cosa puede pasar.

 

En las abducciones existe un patrón, así como en el fenómeno de los abducidos, de haber sido entrenados para pilotar naves aéreas avanzadas, operar con armas exóticas, y emplear poderes superhumanos en situaciones de guerra entre humanos y alienígenas, o entre facciones alienígenas opuestas. Sólo se precisaría desencadenarlo y poner en marcha estas funciones.

 

El potencial de guerra entre humanos y aliens, o entre aliens y aliens, existe.



Soluciones

Las cosas podrían ir de múltiples maneras, dependiendo de cuáles de los componentes arriba indicados se combinasen, y en qué secuencia. Esto dificulta encontrar soluciones apropiadas porque existen demasiadas posibilidades a tener en cuenta.

He decidido dejar aparte las soluciones idealistas enfocadas en las iniciativas institucionales, movimientos sociales y activismo político, porque surgen y evolucionan por sí mismas. En lugar de eso me enfocaré en soluciones individuales que merecen la pena sin que importe el escenario, y que pueden ser puestas en práctica de forma inmediata.

 

Esto significa preparación espiritual y preparación informativa.
 


Preparación informativa

Ser consciente y escoger en consecuencia:
Apostar por el líder equivocado, firmar la petición errónea, recomendar la fuente equivocada, o unirse al movimiento erróneo, puede ser evitado adquiriendo una mayor conciencia para saber lo que realmente estarías apoyando.

 

Los puntos expuestos en este libro pueden ayudar para dejar de lado las elecciones más deplorables, como recomendar ingenuamente desinformación obvia, o promocionar un grupo alienígena que presenta todos los síntomas de ser impostores negativos.

 

Otras personas pueden no saberlo, pero ahora tú sí lo sabes. Cuanto más consciente seas, más sabias serán tus decisiones, y más lograrán su objetivo tus palabras, pensamientos y acciones, y reforzarán futuros positivos.

 


Equilibrar discusiones partidistas y remediar opiniones ingenuas:
Puedes encontrarte en una conversación personal, contestando un mail, o en una discusión de tablón de anuncios en el que se toque el tópico de los alienígenas o alguno relacionado.

 

Si lo expuesto está claramente desinformado, fundamentado en supuestos falsos, o promociona la desinformación, entonces te toca (asumiendo que tengas el conocimiento) aportar equilibrio ofreciendo ideas contrarias para que las consideren, o compartiendo una fuente que encuentras valiosa e incluyendo tu propio comentario de la fuente.

 

El objetivo no es convencer forzosamente a los demás, ya que esto sería predicar, sino más bien ofrecerles la oportunidad de tomar una mejor decisión con información al considerar algunas ideas o fuentes nuevas. Si ellos lo ignoran tozudamente y lo racionalizan, y te encuentras que no hay nada más que podrías hacer, entonces siéntete en paz sabiendo que hiciste tu parte.

 

De otra manera la culpabilidad pesará en tu conciencia por no haber hablado cuando podrías haberlo hecho.

 


Recoger, archivar, y compartir información importante:
Tener una colección creciente de libros, vídeos, enlaces y otros materiales al alcance de la mano permite preparar a otros rápidamente conectándolos con la información correcta.

 

También puede que Internet deje de estar disponible dentro de poco, por lo que sería una buena idea archivar materiales que pronto pueden llegar a ser inasequibles.

 


Expandir y refinar vuestras habilidades de comunicación:
Si es necesario, haced algo de esfuerzo para refinar vuestras habilidades verbales y escritas.

 

Podéis encontraros necesitando impartir a otros lo que compartís de conocimiento e información, y sería una vergüenza si el proceso se obstaculizara por defectos en la comunicación.


Preparación espiritual

Mantener vivas la compasión y la comprensión:
Cultivar la compasión y la comprensión os evitará por lo menos caer en la arrogancia, el cinismo y la depresión que pueden aparecer al saber sobre los aspectos negativos de la existencia. Las verdades desagradables no debieran ser ignoradas, sino plenamente comprendidas en un contexto de imagen espiritual mayor.

 

Esto puede ser enseñado en situaciones cotidianas que, de otra manera, provocarían amargura, vindicación, envidia y pensamientos despectivos.
 

 

No perder la cabeza en momentos de desolación:
Pánico, frustración, rabia y terror son ejemplos de pérdida de auto control, y eso significa una pérdida temporal de racionalidad, libre albedrío y equilibrio. Significa reaccionar mecánicamente en lugar de actuar consciente y responsablemente.

En lugar de actuar ciegamente, empujados hacia adelante por estos impulsos, debemos llegar a ser auto conscientes y deliberadamente enfocados en la labor que tenemos entre manos.

 

El reto más duro será permanecer en contacto con vuestra intuición y raciocinio cuando una situación calamitosa intente barreros fuera. Periódicamente afrontamos pequeñas pruebas de este tipo, y son una buena práctica para ver cuán calmados podemos permanecer bajo presión.

 

Cuanto más mantengáis vuestra compostura durante estas situaciones, mejor preparados estaréis en los tiempos que se avecinan.
 

 

Utilizar la intención para dar forma a las probabilidades cuando sea necesario:
Los pensamientos, las emociones y las intenciones dan forma a la probabilidad de vuestras experiencias. Esto puede ser demostrado a través de la experimentación personal.

 

Podéis incrementar la probabilidad de éxito, de ayuda y de protección rogando sinceramente por ellas, o poniendo en ellas vuestra intención, y de igual manera podéis reducir la probabilidad de fracaso, ataque o desgracia estando calmadamente conscientes de su posibilidad, y preparándoos para manejarlos si surgen.

 

Domar esta influencia consciente sobre vuestro apartado de realidad personal ayuda a allanar el campo de juego, ampliando vuestras habilidades más allá de la causalidad física.

 


Permanecer en un flujo sincrónico:
La vida se mueve con un cierto flujo que señala en la dirección de los futuros probables óptimos. Cuando estáis sincronizados con este flujo, todo se coloca en su lugar, los trabajos van suavemente, y os sentís energéticos y entusiastas. Los resultados de permanecer en el flujo son el progreso, el éxito, el equilibrio y la ampliación de conciencia.

 

Cuando se está fuera del flujo las cosas se caen a pedazos, te encuentras con el fracaso, se sufre de innecesarios reveses y os sentís con un sentimiento de vacío o de equivocación en el camino. Permanecer en el flujo incluye una combinación de actitud correcta, elecciones correctas y acciones correctas.

 

A través de la observación podemos determinar las condiciones interiores y exteriores necesarias para permanecer en el flujo.

 


Desarrollar habilidades psíquicas:
Si se desarrollan de forma segura, y se utilizan sabiamente, las habilidades psíquicas como la precognición, la visión aural, la manipulación de energía etérica para fines de curación, favorecen allanar las dificultades.

 

La habilidad psíquica más básica que cualquiera puede desarrollar es la intuición. La intuición puede ser desarrollada observando qué impresiones interiores anunciaban sucesos externos. La prueba de la verdadera intuición es si de forma consistente se demuestra correcta. Si era incorrecta, entonces no era una intuición real.

 

Tras las suficientes pruebas y errores, la intuición real empieza a ser distinguible de las señales falsas (como las ilusiones).

También es necesaria una preparación física, pero no necesito tratar esto yo mismo dado que el material sobre supervivencia es fácil de encontrar.

 

Mi única sugerencia es que se almacenen comidas duraderas, se saque fuera del banco lo más que se pueda de dinero efectivo, se haga ejercicio para aumentar la fuerza y resistencia, y se eleve el sistema inmunitario a través de una dieta sin trigo, ni leches ni dulces refinados.

 

Sin embargo, puedo decir por experiencia que la preparación espiritual es más poderosa dado que altera probabilidades y trabaja a través de un amplio espectro de escenarios, mientras que la preparación física apunta sólo a unos pocos escenarios mencionados anteriormente.

 

 

 

Conclusión

Las circunstancias están contra la intuición y el sano raciocinio, y la evidencia prohibida a través del arsenal de desinformación, programación mental, líderes de opinión aliñados y otras armas de manipulación masiva, discutidas en los apartados precedentes.

Junto con un razonamiento afilado, la intuición es nuestra línea de defensa más natural e inmediata contra el engaño alienígena.

 

Es el inicio de una inteligencia espiritual más elevada, donde la verdad es reconocida directamente, y así socava la inteligencia de los sofismas, de la manipulación emocional y de la evidencia selectiva, que atraen tan solo al intelecto y a la emotividad. Los modelos reales de positividad están ya grabados en nuestras almas y se expresan a sí mismos en momentos de conciencia espiritual y conocimiento. Debemos recordar aquello de lo que realmente somos partidarios, girando hacia adentro y reconociendo aquellos objetivos y valores que resuenan allí.

 

Están enterrados entre todos los falsos objetivos y valores injertados en nosotros por la programación social y biológica. Esa es la profundidad que debemos sondear si hemos de estar preparados para un contacto abierto con vida alienígena.
 
FUENTE: BIBLIOTECA PLEYADES

Etiquetado en Extraterrestres

Comentar este post

Hoteles Pamplona 06/20/2011 11:32


Pues esta bien que nos pongais todo esto por aqui, porque si no es por vosotros, no se hubiese enterado nadie.


ORION 04/22/2013 21:36



MUCHAS GRACIAS